Yoga, tu cabello y tú

Sí, tal como lo lees. El Yoga es una fuente de energía para todas las partes de tu cuerpo, y eso incluye tu cabello. Hay tres motivos por los cuales hacer yoga mejora la salud de tu cabello de forma considerable.

Primero, al hacer yoga tu cuerpo libera toxinas. Incluso en los niveles de principiante, las posturas más básicas obligan a tu cuerpo a estirar músculos olvidados. La rutina diaria hace que sobrecarguemos unas partes de nuestro cuerpo y dejemos las otras atrofiadas. El ejemplo más claro es nuestra espalda: en el día a día usamos los músculos más grandes, pero nunca los pequeños. Aprender a despertar esas partes del cuerpo que han pasado meses o años dormidas no es difícil y sin embargo genera incontables beneficios. Al hacer yoga liberamos toxinas y dejamos que cada célula de nuestro cuerpo respire. El efecto físico es inmediato.

Segundo, el yoga no trata sólo de posturas físicas. Se trata de permitirte estar presente con tu cuerpo durante la sesión. ¿Alguna vez has puesto una película para olvidarte de los problemas de ese día? Todos lo hemos hecho. Ser indulgentes con nosotros mismos es un mecanismo natural y para ello no hay nada mejor que el yoga. Tus preocupaciones seguirán existiendo al acabar tu sesión. Durante ese rato, permítete estar presente con tu cuerpo. A corto plazo, reducirás tus niveles de cortisol que son los que indican tu nivel de estrés. Y a largo plazo, los estudios demuestran que generarás materia gris en tu cerebro, reduciendo no sólo el estrés sino tu capacidad de resolver problemas sin aumentar ese estrés. ¿Por qué hablamos del estrés? Simple: es uno de los factores más comunes de la pérdida de cabello.

Tercero, incluir el yoga en tu rutina te enseñará a alinear tu cuerpo y tu mente. Entender tu postura hará que estés a gusto con tu cuerpo, lo cual generará efectos positivos en cadena. Te incentivará a comer mejor, te dará confianza y seguridad para enfrentarte a los problemas diarios y, en consecuencia, dormirás mejor. Nuestro cabello es sensible a nuestras emociones y al estado de nuestro cuerpo. Dormir mal de forma crónica hace que nuestro cuerpo dedique las pocas energías que tiene a los órganos más importantes, lo cual debilita nuestro pelo. Al equilibrar tu cuerpo y tu mente dormirás mejor y tu pelo lo notará.

Si te ha puestado esta publicación, también podría interesarte: la importancia del deporte