Qué son las células madre 13 de May de 2016, 2 Comentarios

Células madre

Las células madre son un tipo de células presentes en todos los animales. En realidad, los vegetales también tienen células madre, pero operan de forma diferente. ¿Por qué nos conciernen? Por que son una parte tan crucial de nuestro organismo para todos nosotros, sin excepción. ¿Qué las hace tan importantes? Que no son especializadas.

Todos los otros tipos de células que componen nuestro cuerpo tienen una función específica, desde la composición o el funcionamiento de los sistemas cardiovascular, nervioso, digestivo...hasta la producción de hormonas, glóbulos rojos... pasando por las tan conocidas células cerebrales: las neuronas. Las células madre no tienen una función específica como las neuronas o los otros tipos de células y ello les permite generar células que sí están especializadas. Tal como lo lees, las células madre son capaces de crear neuronas y cualquier otro tipo de célula de nuestro cuerpo. De ahí el nombre. Y de ahí su poder reparador.

Además de dar paso a células específicas, las células madre son capaces de replicarse a sí mismas. Y cada una de ellas contiene nuestra información genética. De ahí que los embriones humanos crezcan a tanta velocidad. En pocas semanas, los embriones pasan de un óvulo fecundado a un organismo complejo con millones de células especializadas. ¿Te suena? De hecho, el cordón umbilical de los bebés suele congelarse y guardarse por si en un futuro resulta necesario su uso médico, precisamente por el poder reparador de las células madre presentes.

En la actualidad, distintos campos médicos están haciendo uso de las células madre para reparar tejidos dañados y curar enfermedades complejas. Al ser un campo de investigación reciente, cada mes hay nuevos estudios y nuevas aplicaciones en las que las células madre pueden mejorar la vida de los pacientes. Pero estamos viendo sólo la punta del iceberg. En pocos años, las células madre van a revolucionar por completo la medicina, permitiendo: curar enfermedades que hoy en día no tienen cura, reemplazar tratamientos existentes por otros menos invasivos y de menos riesgo, y reemplazar partes del cuerpo dañadas o inexistentes por otras completamente funcionales con el mismo código genético. El futuro está llegando. Démosle una calurosa bienvenida.